El tamaño de los planetas

El otro día estaba charlando con unos amigos sobre el cometa que cayó en Júpiter. Me preguntaban con cierto asombro cómo era posible que el impacto hubiese dejado un cráter con un diámetro igual al de la Tierra. Apenas se lo podían creer. "Pero, ¿qué tamaño tiene Júpiter?"

Cuando nos enseñaban los planetas en el colegio, los profesores utilizaban láminas o transparencias donde aparecían todos los planetas del sistema solar (incluso Plutón andaba por ahí). Pero allí, todos los planetas tenían el mismo tamaño. Según nos decían, era para que los viésemos mejor.

Recuerdo que había una lámina donde se veía una esfera amarilla en el medio (era el Sol, claro) y alrededor una serie de planetas girando en sus órbitas. Por aquel entonces me maravilló que la naturaleza hubiese decidido que todos los planetas tuviesen el mismo tamaño y que todas las órbitas estuviesen uniformemente distribuidas por el espacio. Hoy sé que la lámina no era más que un cúmulo de datos erróneos. Ni los planetas tienen el mismo tamaño, ni las órbitas están distribuidas uniformemente en el espacio.

Eclipse total de SolOtro error con el que me he encontrado a menudo está relacionado con el tamaño de la Luna y del Sol. En el año de la Astronomía tuvimos la suerte de disfrutar de un eclipse total de Sol. Y además, uno de los más largos. Mientras comíamos el otro día en la oficina, un compañero me preguntó "¿Cómo es posible que la Luna y el Sol tengan el mismo tamaño?" "Qué te hace pensar así" le pregunté yo. "Bueno, si no fuese así, la Luna no podría tapar completamente al Sol."

La respuesta a este dilema es sencilla: el tamaño de la Luna es proporcional a la distancia que hay entre el Sol y la Tierra. Imaginemos que el sol se encontrase en la base de un cono y que la punta del cono estuviese sobre el punto de la Tierra donde se está viendo el eclipse total de Sol. Para que esto sea posible, la Luna debe estar dentro del cono y su sección debe coincidir con la del cono en ese punto.

Vamos a verlo con un ejemplo. El siguiente diagrama pertenece a la UCAR (University Corporation for American Research) y explica muy bien la relación que hay entre el tamaño de la Luna y las distancias al Sol tanto de la Luna como de la Tierra. Ah, de momento no os fijéis en los tamaños de los protagonistas porque no están a escala.

Diagrama Eclipse Solar

Como veis, la Luna toca los dos lados del triángulo (un cono si lo viésemos en 3D) lanzando una sombra oscura hacia el vértice del triángulo (la punta de nuestro cono). Desde aquí, el eclipse de Sol es total. La Luna tapa completamente al Sol. Si la Luna fuese más grande o estuviese más cerca de la Tierra, taparía por completo el sol, su corona y parte del espacio que lo rodea. Si fuese más pequeña o estuviese situada más lejos, en los eclipses "totales" de Sol veríamos un aro solar alrededor de la Luna porque no llegaría a taparlo por completo. Pero sabemos que lo tapa por completo porque tan sólo vemos la corona solar (algo así como la atmósfera solar).

  Ir a página: 1 - 2 - 3 Página siguiente