2.- Puesta a punto del telescopio

Una vez visto todo el material que necesitamos para adentrarnos en la fotografía del cielo profundo con DSLR debemos empezar con el montaje de todo el equipo.

Los primeros pasos para montar nuestro equipo os sonarán familiares ya que son los pasos básicos que se siguen al realizar sesiones de observación. Eso si, haremos hincapié en ciertos pasos que serán muy útiles a la hora de realizar astrofotografía.

  1. Empieza por localizar un suelo firme. Ten en cuenta que será aquí donde colocarás tu telescopio y lo último que querrás será que se caiga porque el suelo le ha hecho perder el equilibrio.
  2. Una de las patas del trípode debe apuntar al Norte. Para ser lo más precisos posible (es muy importante ser concienzudo en la puesta a punto del equipo), conviene utilizar una brújula. Recuerda que si la utilizas cerca de metales o de campos magénticos puede perder precisión.
  3. A la hora de hacer fotografía, es importante que el equipo no se mueva. Debemos evitar cualquier tipo de vibración. Para ello, debes reducir al máximo la longitud de las patas del trípode. Estíralas lo justo para corregir el desnivel del suelo.
  4. NivelTambién será necesario nivelar el trípode. Muchas monturas llevan una burbuja para poder nivelarlas. En caso de no tener una burbuja, utilizaremos un nivelador.
  5. Tras esto colocaremos el tubo y las pesas y modificaremos el eje de altitud de manera que coincida aproximadamente con la latitud en la que nos encontramos.
  6. Una vez montado el equipo comenzaremos con el equilibrado tanto del tubo como de las pesas (Correcto Balanceo del tubo del telescopio). Para poder realizar un seguimiento adecuado, el tubo óptico tendrá que estar equilibrado en sus dos ejes, eje AR y eje DEC. De esta manera evitaremos tensiones innecesarias. Desplazaremos el tubo y las pesas de modo que los dos ejes (AR y Dec) queden equilibrados. Deberá hacerse con todos los accesorios que se vayan a utilizar. En el caso de fotografía, no olvidéis poner la cámara y el tubo guía con su cámara.

Ya tienes la primera parte terminada: el telescopio está montado sobre la montura. Pero aún no está listo para tomar fotografías. Lo primero será equilibrar el conjunto para que se mueva con suavidad y no dañe los motores. Vamos a ver cómo se hace.

2.a. Equilibrar el eje AR (Ascensión Recta)

Para equilibrar el eje AR, empezaremos por soltar el freno del eje AR y colocar el telescopio a un lado de la montura, dejando el contrapeso al otro lado y el eje de los pesos horizontal al suelo. A continuación, suelta el tubo (con ciudado). Al hacerlo el sistema quedará libre y se inclinará hacia un lado (hacia el tubo o hacia la pesa). Si lo hace hacia el tubo, deberemos alejar las pesas del tubo. Si se inclina hacia las pesas, deberemos acercarlas al tubo.

Equilibrado AR
Coloca el eje de las pesas horizontal al suelo y mueve las pesas hasta equilibrar el eje AR.


Mediante este procedimiento se consigue un equilibreo perfecto del conjunto. Sin embargo, para conseguir que nuestro telescopio haga un buen seguimiento de una estrella (paso imprescindible para tomar buenas fotos), el conjunto debe estar ligeramente desequilibrado. De esta forma evitaremos un efecto conocido como backslash que son los puntos muertos que quedan en el sistema cuando cambia su sentido de giro. Para conseguirlo sigue esta regla: Colócate mirando al norte, con el equipo delante tuya:

  • Si el telescopio está en el lado de la derecha, es decir, apuntando al Oeste, el conjunto deberá estar ligeramente descompensado hacia el lado del contrapeso.
  • Si el telescopio está a la izquieda de la montura, es decir, apuntando hacia el Este, el conjunto deberá estar ligeramente descompensado hacia el lado del tubo.

2.b. Equilibrar el eje DEC (Declinación)

Para realizar el equilibrado en este eje dispondremos el telescopio igual que antes, es decir,  abriremos el eje AR y posicionaremos el tubo del telescopio a un lado de la montura, dejando el eje del contrapeso horizontal al suelo. Una vez colocado así cerraremos el eje AR.

Equilibrio DEC
Desplaza el tubo (o los tubos) hacia delante o atrás, para equilibrar su posición en el eje DEC.


Empezaremos por abrir el eje de declinación y colocaremos el tubo paralelo al suelo. A continuación, soltaremos, con cuidado, el tubo para ver hacía dónde se inclina:

  • Si se inclina hacia delante, moveremos el telescopio hacia atrás hasta que el peso quede compensado.
  • Si se inclina hacia atrás, moveremos el telescopio hacia delante hasta que el peso quede compensado.
Página anterior   Página siguiente