Las piedras nómadas de la superficie lunar

No hace mucho leí un artículo sobre las piedras de Racetrack Playa. Las llamaban las piedras nómadas. Se trata de unas rocas que se mueven por la superficie de un antiguo lago seco. Las piedras llevan rumbos dispares y no parecen estar sometidas a ninguna fuerza que justifique su movimiento.

Piedras nómadas de Racetrack Playa


Me llamó la atención encontrar fotos similares a las de estas piedras en la superficie lunar. El efecto es muy similar: grandes rocas que avanzan por una superficie y dejan un rastro tras de sí. A diferencia de las primeras, donde unos ven el efecto de fuerzas paranormales, en el caso de las rocas lunares estamos hablando de un caso científico, que cuenta con explicación lógica y detrás del cual se encuentra un proyecto apasionante para las futuras misiones espaciales.

Piedras nómadas lunares


Esta imagen procede de Moon Zoo, un proyecto científico que ha puesto en marcha Zooniverse y que cuenta con la colaboración de usuarios desinteresados de todo el mundo. Moon Zoo muestra a sus usuarios fotografías tomadas por la LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) y les pide que identifiquen los cráteres, promontorios, rocas y cualquier otro cuerpo que pueda ayudar a conocer mejor la superficie de nuestro satélite.

En varias ocasiones, estos analistas amateurs han encontrado objetos muy interesantes, como los que muestra la imagen anterior. Se trata de grandes huellas que han dejado rocas lunares al desplazarse por su superficie. La tarea de los científicos ahora es averiguar cómo se formaron esas huellas. Según algunas hipótesis, partes de estas huellas las habrían dejado las rocas que salieron escupidas tras impactar un meteorito con la Luna. Otras rocas pueden haberse desprendido de zonas altas de la geografía lunar, rodando pendiente abajo hasta alcanzar una posición estable en cotas más bajas.

Moon Zoo


El creador de Zooniverse, Chris Lintott comentaba recientemente para Universe Today “La Luna tiene su propio paisaje. Viéndolo nos damos cuenta de que se trata de un mudo completamente nuevo que merece la pena explorar."

Desde esta publicación online preguntaban a la Dra. Katie Joy por qué era interesante estudiar estas rocas, y esto fue lo que contestaba:

“Una de las principales razones que nos mueve a solicitar la ayuda de los usuarios de Moon Zoo para que busquen huellas en la superficie lunar es ayudar a las futuras misiones a la Luna. Las rocas que han caído rodando por la pared de un cráter o de algún promontorio elevado, como el que utilizó la el Apollo 17 como zona de aterrizaje, son muestras geológicas de zonas a las que no se podría haber accedido caminando o con la ayuda de un rover. Si las futuras misiones lunares estudian estas rocas tendrán una oportunidad única de analizar información geológica de zonas inalcanzables. Queremos que los usuarios de Moon Zoo nos ayuden a elaborar un mapa completo de la superficie lunar."

Si te apetece unirte al equipo de analistas que están explorando la superficie de la Luna en busca de estas rocas, entra en Moon Zoo o en Zooniverse. Allí encontrarás información sobre los proyectos que se están llevando a cabo y tendrás la oportunidad de ayudar a los científicos a avanzar en la aventura espacial.

Enlaces recomendados

Wikipedia - Racetrack Playa:
http://es.wikipedia.org/wiki/Racetrack_Playa

Zooniverse:
http://www.zoouniverse.org

NASA - Lunar Reconnaissance Orbiter:
http://lunar.gsfc.nasa.gov/