Tengo unos prismáticos. ¿Qué puedo ver hoy?

Esta mañana, cuando iba a trabajar, el amanecer empezaba a echar su pulso diario a la noche. La combinación de nubes, humedad y rayos del Sol creaba una combinación espectacular. Y anoche, una Luna creciente parecía huir de Venus para evitar eclipsar su brillo, mientras las nubes corrían despavoridas por la inminente llegada de la primavera.

Saturno devorando a su hijo, RubensDurante los primeros días del mes, Marte no estará lejos de Venus. Y ambos planetas nos ayudarán a localizar Urano con los prismáticos. El día 4 estará pegado a Venus, debajo a su izquierda. Y el día 11 estará al Sur del planeta rojo. Son dos oportunidades excelentes para identificar a este planeta tan lejano. ¿Serás capaz de distinguir su color azulado?

Júpiter es el rey de la noche, en la constelación de Cáncer. Y, en la segunda mitad de la noche, verás aparecer por el horizonte a Saturno. Obsérvalo con los prismáticos. Pero utiliza un trípode para que no se muevan y tengas una imagen nítida. ¿Qué ves?

Hace unos siglos, Galileo lo observó y lo definió como un planeta con dos protuberancias a sus lados. El telescopio que utilizó entonces no era lo suficientemente potente como para mostrar los anillos, y pensó que el planeta estaba acompañado por dos satélites. Y así lo recogió Rubens en su obra Saturno devorando a sus hijos.

Mires donde mires, este Marzo parece especialmente diseñado para disfrutar del cielo. Las constelaciones invernales van cediendo protagonismo a las veraniegas. Orión es visible a primera hora de la noche. Está acompañada de Las Pléyades y Tauro. Detrás encontramos a Géminis, Cáncer, Leo, Boyero...

Y una de mis favoritas: Escorpio. Es típica del verano porque, allá por el mes de Julio, la vemos en la misma posición que tiene ahora. De hecho, el cielo de mediados de Julio es exactamente igual que el tenemos ahora a las 6:00 a.m.. ¿Cómo es posible?

Escorpio en Marzo
Escorpio sobre los Pirineos (foto de bitacoradegalileo.com)


En realidad, las estrellas no tardan exactamente 24 horas en recorrer todo el firmamento. Lo hacen en un poquitín menos de tiempo. Exactamente, en 23 horas y 56 minutos. Esos 4 minutos de diferencia tienen su importancia porque, gracias a ellos, el cielo parece moverse todos los días un pelín hacia el Oeste. Si multiplicamos esos 4 minutos por el número de días que quedan hasta mediados de Julio, veremos que tendremos el mismo cielo que vemos ahora al amanecer, sólo que lo contemplaremos a las 22:00 horas.

Antes he dicho que tendremos exactamente el mismo cielo. No es exacto. Las estrellas sí estarán todas exactamente como ahora. Pero los planetas se habrán movido.

Este mes se ajusta al ciclo de la Luna. Estrenamos el mes sin Luna (estaba en su fase nueva) y lo despediremos prácticamente igual (repetiremos la Luna nueva el día 30). Sigue los cambios de fase lunares con tus prismáticos. Recorre sus cráteres y volcanes, y busca algunos de los accidentes más llamativos. Mira, te propongo que aproveches la libración lunar y busques todos los accidentes que nuestra amiga Leonor de Astro Hita ha descrito en su artículo Desafíos lunares: volcanes y Mare Humboldtianum. Si eres perseverante, alcanzarás a ver parte de la cara oculta de la Luna, y allí descubrirás algunos accidentes geográficos muy interesantes. Leonor te lo explica todo en su artículo. ¡Te recomiendo su lectura!

Fíjate que baile tan curioso tiene la Luna debido a la libración:

Libración lunar

A mediados de mes la Luna presentará su fase llena. Entonces, y sólo entonces, podremos disfrutar de los círculos concéntricos de Tycho. Tycho es un cráter impresionante que se encuentra en el tercio inferior de la Luna. El impacto fue tan grande que los escombros que levantó fueron a parar a más de 1500 kilómetros. Y el efecto que tuvo en la corteza lunar fue parecido al que vemos al lanzar una piedra a un estanque en calma: se formaron ondas. El único momento en que se aprecian bien estas ondas es con la Luna llena. Alrededor de Tycho aparecen una serie de círculos concéntricos con diferentes tonalidades de gris. Saca tus prismáticos los días 27 y 28 y busca estos detalles alrededor de Tycho.

Tycho con luna llena
En esta foto hemos exagerado el contraste para que aprecies los círculos que rodean a Tycho.


Pero con tus prismáticos puedes ver muchas más cosas, aparte de la Luna. Recuerda que es muy recomendable utilizar un trípode para sujetar los prismáticos porque, por muy buen pulso que tengas, verás que cualquier movimiento que transmitas a tus prismáticos se convertirá en un temblor tremendo que no te dejará ver nada con claridad.

    Página siguiente