Tengo un telescopio. ¿Qué puedo ver hoy?

Bienvenido al mes de junio, el inicio del verano. Otros años, por estas fechas, hemos tenido una temperatura más suave. Pero este año está siendo complicado. Entre las temperaturas impropias de esta época del año y los restos del polvo sahariano que nos visitó el mes pasado, estamos esperando a las lluvias con los brazos abiertos. A ver si nos ayudan limpiando un poco la atmósfera.

Este mes te encontrarás con que al sur está apareciendo, poco a poco, la constelación de Escorpio, con Antares tomando la posición de estrella más brillante de la constelación, y gobernada por Saturno, el planeta que hace de vínculo de unión entre Escorpio y Libra. En la constelación de Boyero encontrarás a Arturo, que es la estrella más brillante de esta constelación. Y, aún gobernando el cielo se encuentra el gigante Hércules, que guarda algunos de los objetos celestes más impactantes del mes de junio.

Entre Hércules y Boyero está la Corona Boreal, una constelación en forma de semicírculo que tiene forma de una corona. Precisamente, esta constelación representa la corona de la princesa Ariadna, hija del rey Minos de Creta. Cuando la princesa se casó con Dionisios, éste lanzó la corona los cielos y sus joyas se convirtieron en estrellas brillantes.

Pero, como comentábamos hace momento, una de las constelaciones más interesantes este mes es Hércules. Esta constelación es la quinta más grande del firmamento. Su nombre se debe al semidiós romano Hércules (Heracles para los griegos), el hombre más fuerte de todos los tiempos. Como recordarás de las clases de historia del colegio, este héroe se hizo célebre por realizar 12 trabajos imposibles para los dioses. Algunas de las tareas que le encomendaron fue estrangular a un león (asociado con la constelación de Leo), decapitar a un monstruo de varias cabezas (Hidra) o vencer a caballos caníbales. La estrella más brillante de esta constelación es ligeramente naranjada, y es una variante de una gigante roja. Si la observas con un pequeño telescopio que encontrarás con una estrella doble cuya componente más débil tiene un tinte verdoso.

Hércules, la corona boreal y Bootes


No obstante, el objeto más espectacular de la constelación de Hércules es M-13, sin duda, el cúmulo globular más bonito del cielo boreal. Su magnitud es aproximadamente seis y se puede identificar a simple vista cuando las condiciones luminosas son óptimas. Es cierto que, si observas esta zona del firmamento con unos prismáticos o con un telescopio pequeño, apreciarás una pequeña nubosidad. Si tu telescopio es algo más potente, podrás apreciar el conjunto de estrellas que forman este cúmulo, siendo capaz incluso de distinguirlas una a una. Los astrónomos piensan que en esta esfera estelar hay varios cientos de miles de estrellas.

Sobre los planetas, encontrarás toda la información en Tengo unos prismáticos. ¿Qué puedo ver hoy? Pero quiero llamar tu atención sobre Venus. Fíjate en la imagen que aparece a continuación. Es una serie de 14 fotografías realizadas por Chris Proctor, en el TBGS Observatory. En la primera fotografía (arriba a la derecha), Venus está muy cerca de nosotros, por eso aparece tan grande. Pero en esta posición se encuentra entre del Sol y la Tierra, por lo que apenas vemos su cara iluminada. Por el contrario, la última foto vemos casi todo Venus. Aparece tan pequeño porque se encuentra "al otro lado" del Sol. Sí vemos la totalidad de su cara iluminada pero, como está tan lejos, lo vemos muy pequeño. El día 30 de este mes, Venus se encontrará en el extremo izquierdo de esta foto, y sólo mostrará media cara iluminada.

Fases de Venus.
(Crédito: Chris Proctor).

    Página siguiente