Tengo unos prismáticos. ¿Qué puedo ver hoy?

Sumergidos en plena ola de calor, ha llegado el mes de julio, sinónimo de vacaciones para muchos, y preludio para otros. Aunque nos levantarnos con temperaturas cercanas a los 24º, no olvidéis la ropa de abrigo cuando salgáis de observación. Al alejarnos de la ciudad y subir s a la montaña, por ejemplo, nos encontramos con que la temperatura cae 20 grados en unas pocas horas. Y la sensación térmica con ella.

Estrenamos el mes con la luna en fase llena. Luego, irá decreciendo hasta alcalizar la fase nueva el día 16. Pero, como una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes un gráfico con el estado de nuestro satélite a lo largo del mes.

Calendario luna julio 2015


Aunque a los amantes del cielo profundo no les guste, la fase llena de la Luna es una oportunidad excelente para estudiar su geografía. Consulta la sección Software para astrónomos de nuestra Web, o la sección Software de nuestro foro. Encontrarás programas muy interesantes, como Virtual Moon Atlas, un excelente atlas de la Luna. Acostúmbrate a observar el cielo (o los planetas, o la luna, o lo que sea) con algún tipo de atlas o documentación impresa. Aprenderás a localizar los objetos en el firmamento y, lo que es más importante, a disfrutar de ellos.

Virtual Moon Atlas
Descarga Virtual Moon Atlas de nuestra sección de software. Es una herramienta estupenda para aprender a apreciar la superficie de nuestro satélite. ¡Y es gratuita!


Si te colocas mirando hacia el norte, la Osa Menor estará boca abajo, con la cola apuntando al suelo. La Osa Mayor girará a su alrededor. La constelación del Dragón está entre ellas.

Fíjate bien en la mancha nubosa que aparece en el cenit. Búscala cuando no haya Luna en el cielo. Se trata de la Vía Láctea. Es muy fácil de identificar y localizar. Si te encuentras en una zona lo suficientemente aislada de la contaminación lumínica como para ver el cielo despejado, la localizarás a simple vista. De hecho, si las condiciones son muy buenas, puedes llegar a confundirla con una nube atmosférica.

La Vía Láctea


Si te encuentras en una zona con una visión más pobre, apóyate en las constelaciones del verano para encontrarla. Por ejemplo, ¿sabes localizar el Triángulo del verano? Es un triángulo imaginario que dibujamos apoyándonos en tres de las estrellas más brillantes del verano: Altair, Deneb y Vega. Como ya sabes, Altair se encuentra en la cabeza del Águila; Deneb es la cola de la constelación del Cisne; y Vega es la estrella más brillante de la constelación de la Lira. En verano, este triángulo apunta al Sur, y el Cisne parece surcar los cielos en dirección a Sagitario (es decir, vuela hacia el centro de nuestra galaxia) siguiendo el rastro de la Vía Láctea.

Si miras hacia el sur, veras otras constelaciones propias del verano. Por ejemplo, debajo del Cisne está el Delfín. A la derecha del Águila se encuentra Ofiuco. Y a su derecha está la Corona Boreal. Poco a poco, desde el sur va surgiendo una de las constelaciones más impresionantes del verano: Escorpio. Y a su izquierda, aparece Sagitario. Nosotros preferimos verla como una gran tetera. Si la imaginas así, te resultará más fácil localizarla. Como sabes, esta constelación señala el centro de nuestra galaxia. Si puedes montar tus prismáticos encima de un trípode, rastrea esta zona del cielo. Te sorprenderán los resultados. Yo he llegado a localizar varios cúmulos de estrellas (aparecen como manchas lechosas). Recuerda que es conveniente hacer observación con un atlas en la mano para identificar lo que ves a través de tus prismáticos.

Utiliza un átlas
Acostúmbrate a utilizar un atlas del cielo cuando hagas observación. Te ayudará a conocer la ubicación de los cuerpos celestes.

    Página siguiente