Star Party en ESAC - 12 de diciembre de 2009

Entrada a ESACQueríamos despedir el Año Internacional de la Astronomía por todo lo alto y ¡vaya si lo hicimos! Bien es cierto que costó tres intentos. Los dos primeros tuvimos que anularlos por el mal tiempo pero, por fin, el sábado 12 de diciembre las nubes nos dieron un respiro.

De la mano del Club Astronómico de ESAC tuvimos la oportunidad de organizar una noche temática sobre astronomía en el Centro de Astronomía Espacial que la ESA tiene en Villafranca del Castillo, cerca de Majadahonda.

La tarde comenzó con una pequeña reunión donde conocimos, de la mano de Eduardo Ojero Pascual, algunos de los proyectos que llevan a cabo desde ESAC. Tuvimos la oportunidad de poner cara a esas personas que hacen posible que las misiones de las sondas espaciales tengan éxito.

Charla
Eduardo Ojero nos explicó cuál es el trabajo de los miembros de ESAC.


Después de la charla nos enseñó algunas de las maquetas que tienen expuestas. Nos llamó la atención especialmente el telescopio espacial de rayos X de la ESA, XMM-Newton. Este telescopio, que se lanzó al espacio el 10 de diciembre de 1999, cuenta con tres potentes telescopios de rayos-X y otro óptico. Tiene por misión ayudar a los científicos a resolver algunos de los misterios del cosmos, como el origen de los agujeros negros o el origen del universo.

XMM-Newton
XMM-Newton, uno de los proyectos que se controlan desde ESAC.


Después de este breve recorrido por el trabajo de ESAC, salimos a la zona reservada para la observación: la plataforma de una antigua antena que se desmontó al quedar obsoleta.

La organización fue estupenda y se notó desde que entramos en el Centro. Habían habilitado una zona de aparcamiento para todos los que acudíamos a la observación, y dejaron acceder a la plataforma a aquellos coches que transportaban material muy pesado o que necesitaban estar junto al telescopio para alimentarlo.

En la plataforma fuimos unas 80 personas y habría unos 10 telescopios de todos los tamaños: desde los pequeños Meade ETX-70 hasta un ¡Dobsoniano de 64 cm de diámetro! No podéis imaginar qué maravilla era mirar por el telescopio de Leo (que así se llama su dueño). Nunca vi la nebulosa de Orión con tanta claridad y nitidez.

Dobsoniano

Los que ya habéis participado en alguna de nuestras quedadas sabréis que nos gusta hacer un pequeño "tour" por el cielo para que los asistentes conozcan las constelaciones. Y esta vez no iba a ser menos. Nuestros guías fueron Eduardo y Juan que encandilaron a los presentes con sus explicaciones. Y, además, estuvieron a disposición de todo aquel que se quería acercar a conocerlos y a hacerles preguntas. Incluso Juan tuvo la ocasión de explicar algunos detalles de su Método Macarrón para comprender las distancias en el universo.

    Página siguiente